lunes, 22 de noviembre de 2010

Agosto de Romina Paula: una búsqueda hacia el no lugar.


“Ni contigo ni sin ti, ése es el principio, ni contigo ni sin ti.”
Agosto.
Prólogo.
Romina Paula (gracias a uno de los arrebatos más corajudos –y más fortuitos- que tuvo el krakaniano Fran al elegir al azar un libro en un estante del Paraná Poesía 2009) llegó a nuestra lista de lecturas como un texto cuyas expectativas nuestras no sobrepasaban las etiquetas del mero placer. Fue ¿Vos me querés a mi? (2005), primera novela de Romina, y ahí empezó todo. ¿Vos me querés a mi? me posicionó –como lector- en un lugar diferente en relación al recorrido que venía transitando en la literatura argentina contemporánea. Fue una lectura explosiva, en voz alta, de mil sentadas; se produjo un encuentro entre lo femenino (expresado en una puesta en escena cercana a lo teatral, cargada su escritura de una oralidad punzante, viva) y mi subjetividad (una subjetividad que debe entenderse como un depósito cargado/atravesado de discursos femeninos, virginales, juveniles y sexuales). El éxito, por supuesto, fue producto del proceso de identificación. Su escritura me planteó la posibilidad de estar en frente a una política (ética) de lo femenino, una política que, lejos de confirmar la esencia enigmática de la mujer, se propuso deslindar, depurar y revelar aquella esencia. La novela se construye en base a un lenguaje que se apropia de los registros informales, es –como leí en una reseña crítica- la maga de la oralidad. Por otro lado, si nos haríamos las buenas preguntas –académicas- sobre ¿Vos me querés a mí?; aquellas que se interrogan sobre la concepción de mundo de los autores, por ejemplo: ¿Qué es la literatura para Romina Paula? ¿Qué mira cuando mira Romina Paula? ¿Qué elementos entran en juego para la construcción de su texto? seguramente responderíamos que la literatura de Romina Paula despliega (desde una concepción femenina –no feminista- y a través del uso formal del lenguaje coloquial) una problemática sobre las relaciones humanas. Durante toda la novela se pueden entrever diálogos y monólogos internos que no hacen más que exponer las sensaciones que la relación con lo Otro (el novio, la amiga, la madre, el padre, la vida, los tiempos, el sexo, el amor, la muerte) le producen a la protagonista (amor, tristeza, excitación, deseo, amargura y/o sobre todo incertidumbre e inseguridad). Esta última sensación, la de incertidumbre e inseguridad (que se podría erigir como una característica propia de la esencia de lo femenino) en Agosto (2009), segunda novela de Romina Paula, va a ocupar un lugar predominante, no sólo simbólicamente (y/o en el terreno de lo afectivo) sino que va contribuir a una construcción particular del tiempo y del espacio. El cronotopo (Bajtín) que presenta Agosto, va a caracterizarse por concentrar rasgos propios de un no lugar. El texto que a continuación sigue, buscará argumentar tal idea.
Agosto.
“Ahora estamos sostenidos en el tiempo acá sobre esta ruta, no estamos en él, esta línea que trazamos con el auto está fuera del plan, fuera de la red, del entramado. Venimos de y vamos hacia pero acá no hay, este camino no existe, somos nosotros suspendidos, de la mano entre luces, sobre sillones, sin música, sin cigarrillos, sin café, sin infusión, sin necesidades, con noche sólo, nada más.”
Agosto.
Agosto se podría definir como una gran carta confesionaria (y, paradójicamente, un gran monólogo interno), escrita en una introspectiva primera persona (Emilia), cuyo destinatario es su amiga ya difunta de hace 5 años (Andrea). Logrando una exquisita profundidad afectiva, Agosto despliega un lenguaje polifónico (Bajtín) que nos hace rememorar a ciertos pasajes de las novelas de Puig. Agosto se cuenta desde la perspectiva/voz de Emilia. Por otro lado, Romina Paula, antes que escritora, fue y es persona de teatro; una dramaturga con gran crédito editorial, que supo y sabe apropiarse de los registros orales y traspolarlos a sus diálogos ficcionales. No podemos pasar por alto este dato, porque si nos peguntáramos por las influencias que atraviesan su escritura, considerar a Puig y al tratamiento formal del lenguaje teatral no sería descabellado.
¿Qué cuenta Agosto? Agosto narra la historia de Emilia, una chica –estudiante de 21 años- que reside en Buenos Aires. El padre de Andrea (su amiga muerta) le pide reunirse en un bar para hablar con ella. Éste le cuenta que el tiempo que se tiene que esperar para poder cremarla ya transcurrió, y le propone irse a Esquel (Chubut), ciudad natal de Emilia, para presenciar el funeral. Ella vuelve a su pueblo de la infancia dejando sus estudios, su casa, su novio y su vida atrás. Emilia se hospeda en la casa de Andrea, y duerme en su pieza. No tardan en enterarse los de Esquel que Emilia volvió, y es ese punto semántico que da inicio a la confección de un hilo argumental que estará atravesado por el pasado de Emilia; un relato pasado que inevitablemente estará contaminado por la cuestión amorosa (un ex amor) de Emilia: Julián. Julián y Emilia conformarán el hilo más fuerte (el foco) de la historia. Ella se enterará que, en el tiempo en el que ella se empecinó en llevar una vida moderna, independiente en la gran capital, él no perdió el tiempo y asentó su corazón, formó una familia y tuvo dos hijos. Ahora bien, la historia se centra en un presente estático, ilusorio. Emilia deja su vida en Buenos Aires, y en Esquel no sabe como comportarse, como tomarse las cosas que le afectan, entra en una inseguridad y duda permanente; una incertidumbre que se gesta al recordar y ver a Julián, al despertar ese sentimiento de amor que ella pensó dormido. Se empieza a cuestionar sus decisiones, de que si estuvo bien irse y dejarlo a Julián por la gran ciudad, de que si fue mejor haber pensado que el amor no era suficiente y que ella tenía que armar (¡armar! qué verbo espantoso y mecánico para pensar lo humano) su vida y llevar a cabo sus proyectos. ¿Por qué digo lo de presente estático? ¿Por qué la hipótesis de que la novela se construye en base a un no lugar? Para corroborarlo existen ciertas características –formales y de contenido- que justifican mi postulado:
(1) El título Agosto: si pensamos en el orden cronológico que tiene este mes dentro del orden anual de los doce meses, el mes de agosto pareciera que no encajaría ni en el invierno (instancia central dentro del cronos de las estaciones) ni en la primavera. Pareciera que está como aislado, como si se tratara de un mes de transición, alejado de todo papel protagónico dentro de los grandes cambios del clima anual.
(2) El topos de la novela, Esquel: Emilia vive en la gran ciudad (centro, no periferia) y se aleja de ese núcleo espacial en donde transcurre su vida para irse/alejarse a Esquel, un lugar periférico, del sur de la Argentina (Chubut). El presente de Emilia se estanca, se para. Esquel funcionaría como un agujero negro, un oasis dentro del presente de Emilia. Ella vuelve a su pasado, un pasado cambiado por el paso del tiempo, que funciona para desorientarla, para que reflexione sobre sus decisiones, sobre su presente en Buenos Aires.
(3) La relación amorosa entre Emilia y Julián: Ellos son ex pareja, sus vidas tomaron diferentes caminos, él formo familia y ella decidió por la vida moderna en la gran ciudad. No obstante, al reencontrarse, se avivan (se despiertan) todos aquellos sentimientos que aparentemente tenían superados. La novela describe dos pasajes muy significativos que contribuyen a la idea de no lugar: (a) la primera vez que se ven es en el bar de Vanina (una amiga de la infancia de Emilia). Emilia, al verlo y hablar con él, dice esto: “Ese momento, por supuesto, es completo, acabado, no existe más que para sí mismo, no tiene ni pasado ni futuro. No puedo creer estar ahí. Podría y querría morir en este instante.” (b) Ya por las páginas finales de la novela, Emilia y Julián emprenden un viaje (no voy a decir el motivo y/o fin del viaje ya que terminaría por contarles toda la historia) y lo hacen a través del desierto, de noche, los dos solos, alejados de Esquel (el centro de él) y de Buenos Aires (el centro de ella). Los dos transitan un cronotopo definido por una naturaleza indefinida. Y lo hacen ejercitando el Amor, sensación de incertidumbre por excelencia. ¿Qué es el Amor? ¿Qué es lo amoroso sino aquello que se define por momentos de agujeros negros, concentrados en no-lugares, que el tiempo y el espacio se encargan de construir para potenciar y ejercitar una afectividad cercada por una frontera simbólica, alejada de toda ley/orden?
Siguiendo esta línea, podría seguirse leyendo a Agosto en clave no-lugar (me obstino en llamarlo utópico; mala palabra para mi). Sin embargo, atendiendo a cuestiones de tiempo y economía de blog, lo dejaremos aquí. Para cerrar este Post, me interesaría recalcar lo siguiente: que Romina Paula es, por decisión krakaniana (o por lo menos para uno de ellos) la mirada femenina que tiene el Kraken sobre el mundo.

17 comentarios:

elJotapé dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
elJotapé dijo...

la resaca me hizo escribir lo anterior para el culo,y lo revisé después de subirlo ¿se notó mucho no?
JP

Fran Vanrell dijo...

Voy anotando cosas a medida que voy leyendo, para no olvidarme:

* El azar no existe, el libro llegó a mis manos porque así estaba escrito (sí, como dije en un post, a veces creo en el destino)

* Puig es lo más anti-monólogo que hay en la literatura argentina, ¿no te parece más bien esa palabra que tanto te gusta a vos, "introspección"?

* ¿Gran crédito editorial? Dejá de traficar conceptos (Romano Sued)... no tiene mucho crédito editorial, ¿Vos me querés a mí? fue su primer libro (y fuera de Agosto, sólo participó en Antologías).

* Largá el libro, largá...

Brunomilan dijo...

Qué sería lo monolinguístico? Lo contrario de lo polifónico? Que en Puig (y en Romina Paula) haya monólogos no quiere decir que sus textos sean monológicos, al contrario son lo más dialógicos y polifónicos que puede haber. Puto eso te pasa por no leer Bajtin ja.

Una aclaración que tal vez viene a romper el halo de mistificación construido por nosotros desde hace meses sobre Romina Paula: yo todavía no me arrodillo ante su obra literaria("Vos me querés a mi?" me gusto pero no me fanatizo) y por eso tengo ganas de leer este libro. Si acepto que si sumamos la obra teatral que presenciamos y las películas en las que actuó podemos hablar de una gran y promisoria carrera.

Me gusto la última idea del texto ("Romina Paula es la mirada femenina que tiene el Kraken sobre el mundo") aunque pensandolo bien no te podría afirmar si ella representa nuestro o mi lado femenino (una de las minas de Vos me querés a mi? era bastante conchuda ja), pero si representa el tipo de mujer del que es imposible no enamorarse.

PD: JP tu comentario fue a las 20hs, todavía tenías resaca? deja de poner excusas por tu prosa descuidada.

Emii Rodriguez dijo...

(1)Fran: Está bien, podrás pensar que fue el destino,a mi también me gusta la idea esa, de que Romina estaba predestinada para el Kraken. Pero, como yo estuve en el momento material que vos elegiste el libro ( y fue por una gran particularidad -rozando lo banal- , que uno de sus títulos tenga el nominativo Emilio Disi) me pareció más pertinente no volar por el cielo y bajar linea a la Tierra.

(2) La influencia de Puig, mi querido Watson y BG, no se la adjudiqué a Romina por que Agosto presente un lenguaje monológico; pues, como los tres sabemos, Puig -como bien dijeron uds- es polifónico y no monolinguísta (o monológico); sino que la escritura puig atraviesa la producción de Romina por la predominancia de la oralidad; el hecho de apropiarse de otros registros -como el informal/coloquial, etc., el uso de los diálogos, la estructura formal cercana a lo teatral. En ese sentido pensé la influencia. (tengo el respaldo de Prósperi, ojo). Sin embargo, no les reprocho nada; es cierto, concatené mal los enunciados (ya lo cambié). Y sí BG, tanto Romina como Puig son de exponer largos monólogos internos.

(3)Fran: El hecho de que sólo tenga publicado dos novelas, no significa que no tenga gran crédito editorial, no te olvides que antes de ser escritora, ella transitó/a el ambiente del Teatro, que sino me equivoco, tiene muchas obras realzadas. El ambiente del arte (por asi decirlo) la conoce; en ese sentido lo digo. Se le hizo más fácil a ella publicar ¿Vos me queres a mi?.

Fran Vanrell dijo...

A lo que ibamos Bruno y yo es que si ibas a hablar en términos bajtinianos (haciendo uso de nuestro nuevo ídolo Bayard, hablando de lo que no se ha leido) no podías hablar de monológico en Puig. Eso.

A ver, como siempre que me pongo en pesado... revisemos: "Crédito EDITORIAL". No hay forma de que su experiencia actoral o incluso sus obras de teatro (¿acaso escribir teatro no es escribir?) cuenten como crédito editorial. Es decir, haciendo una comparación muy traida de los pelos: "no podés acumular crédito editorial sin haber publicado como no podés acumular millas de viajero frecuente sin haber viajado".

Es decir, dos novelas publicadas no te alcanzan para hacer "Glas". Y recordemos que publica en Entropía, una editorial pequeña, con ediciones geniales, pero pequeña, que ni siquiera ella (Entropía) tiene mucho crédito editorial. Se ha posicionado, pero, por poner un ejemplo: Eterna Cadencia es mucho más "joven" como editorial y casi seguro que ya le "pasa el trapo" en cuanto a crédito acumulado.

Por lo demás, si lo agrandás un poquito y le sacás las referencias al Kraken yo hago lobby para que lo publiquen en el Suplemento BP.

Saludos...

Bernardo dijo...

...

Fran Vanrell dijo...

¿Sos Bernardo el "del reloj"?

elJotapé dijo...

o el del zorro? (y por eso la mudez)

Guy Williams dijo...

son unos locos ustedes...

elJotapé dijo...

mis tips de siempre:
1-te dije que le des más tiempo al post de Fran, ¿sos boludo o que'
2-siguiendo una conversación de facebutt, esto lo escribió EMILIANO.
3-malísima la idea de poner entre paréntesis los autores de las categorías, porque queda aitad de camino entre lo academico y lo pedorreta (quizás aquí hubo un AGON, ya que te gustan las palabritas raras, entre tu victor y tu emiliano internos)
4-bien ahí en eso de decir como llegaste/llegamos a la perra de Romina Paula.
5-bien ahí en eso de decir "para el kraken, o al menos para uno de ellos". que te quede claro, somos bichos raros...
6- no s´´e si este es el lgar para decirlo, pero pora hi tenes algunos errores de redacción que hacen pereder la idea, trata de verlos.

Mr. Hipo dijo...

..Hip!!

Bubulina dijo...

Para Emi que se quejaba de que sus post no tenían eco. Entropía te acarició el corazón de palabritas, te quiero.

Apostillas dijo...

Hablando de crédito, Emii, RP recién estrenó su primera obra de teatro meses después de que le publicáramos su novela. Estaba totalmente fuera de radar.
Saludos,
gonzalo

Fran Vanrell dijo...

Y con eso, la fiscalía descansa.

Gracias, señor juez.

Emii Rodriguez dijo...

Apostillas (Entropía): Tenían razón, entonces, mis compañeros del blog, fui presa del mercado y de la prensa que me jugaron una mala pasada en cuestiones cronológicas. Reconozco mi error. Por estos lados, como verás, hizo mucho ruido positivo la obra de RP. En estos momentos nos estabamos circulando una entrevista que tuvo en El Fosforo TV. (http://www.elfosforotv.com/index.php?id=77)

Mis saludos y gratificaciones Gonzalo.


PD: Y sí, mi querido Fran, la sentencia en favor de Uds. ha sido declarada.

nicol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.